Debemos preocuparnos de preparar el futuro de nuestras Pensiones

  • blog post image

Debemos preocuparnos de preparar el futuro de nuestras Pensiones

Si nos preocupamos por nuestro futuro y, sobre todo, si nos preocupa el panorama de las pensiones a largo plazo, disponer de un producto de ahorro o inversión es fundamental de cara a poder disfrutar de una jubilación tranquila y sin preocupaciones, manteniendo nuestro nivel de vida cuando llegue la hora de jubilarnos.

Los Planes Individuales de Ahorro Sistemático (PIAS) son seguros de vida que permiten canalizar un ahorro a largo plazo con el objetivo de que el titular pueda constituir un capital, normalmente con rentabilidad garantizada y siempre con un excelente tratamiento fiscal, destinado en convertirse al vencimiento en forma de renta vitalicia y, por lo tanto, está exento de tributación en el IRPF por el rendimiento obtenido.

De esta manera, la principal ventaja de los PIAS son su liquidez, sus garantías y su fiscalidad. Así, se ofrece un instrumento de ahorro con coste fiscal cero, al tiempo que se garantizan rentas mensuales a futuro que van a servir para complementar otros ingresos del titular, ayudando a mantener o mejorar su nivel de vida.


PIAS ante los Planes de Pensiones

Los PIAS son una gran alternativa a los planes de pensiones, porque aunque la rentabilidad al final no sea tan elevada como podría serlo en un Plan de Renta Variable, al menos está garantizada, tiene una fiscalidad interesante y sobre todo dispondremos de nuestro dinero en caso de necesidad, pero sin llegar a los extremos de los supuestos del Plan de Pensiones.

En este tipo de productos se pueden hacer aportaciones anuales, semestrales, trimestrales o mensuales, y por supuesto también aportaciones extraordinarias. Normalmente debe pasar un mínimo de tiempo antes de poder solicitar la renta vitalicia, y de la misma forma ha de pasar un tiempo mínimo antes de poder disponer del dinero invertido.

Ese período mínimo se sitúa en torno a los dos años, momento tras el cual es posible efectuar un rescate si es necesario. En los PIAS se puede invertir hasta 8.000 euros anuales y 240.000 euros en toda la vida del producto.

Como conclusiones, los PIAS son productos de ahorro que tienen una mayor flexibilidad que los planes de pensiones, que tienen garantías por las cuales recuperaremos al menos nuestra inversión, más una cierta rentabilidad, y permiten disponer del dinero en caso de necesidad mediante rescate, siempre que se cumplan los plazos mínimos y las condiciones.

En MEDS tenemos un producto para cada necesidad, desde planes de ahorro para quienes no quiere invertir en un producto de muy largo plazo, como los PIAS, hasta las mejores soluciones para proteger el momento de tu jubilación.

Debemos preocuparnos de preparar el futuro de nuestras Pensiones