Prevención Autónomos

  • blog post image

Prevención Autónomos

Existen tantas coberturas como supuestos posibles se dan en el día a día de la actividad profesional de un autónomo.

Las coberturas más demandadas por parte, de los trabajadores autónomos reúnen ciertas necesidades de protección específicas, que se pueden cubrir mediante los seguros del ámbito de la ramo de previsión social, donde los seguros de baja laboral, vida y salud es indemnizar al asegurado (o su familia) en caso de paralización de su actividad por motivos de salud, siendo un complemento a las prestaciones de la Seguridad Social

Tipos de seguros

Subsidio

“El seguro de Incapacidad Laboral Transitoria resulta atractivo para el autónomo porque le permite una compensación económica en caso de una baja para complementar la de la Seguridad Social, que va del 60% al 75% de la base (según motivo y duración de la baja). Los seguros de ILT ofrecen una indemnización prefijada de acuerdo con el capital asegurado, con la ventaja de que el pago suele producirse al tramitar el parte.

Asistencia Sanitaria

Como alternativa y/o complemento a los seguros de asistencia sanitaria con un cuadro médico, existe la modalidad de subsidio, dirigida a indemnizar a un asegurado en caso de ingreso hospitalario y/o cirugía ambulatoria con cantidades suficientes que le eviten una merma en sus ingresos, por lo que está dirigida específicamente al colectivo de autónomos.

Vida y Jubilación

Quienes cotizan en mínimos deben tener en cuenta aspectos como las prestaciones por jubilación y las pensiones de viudedad u orfandad. Si no tienen sistemas privados alternativos (vida, ahorro, pensiones), en caso de que suceda algo extraordinario, pueden llevarse una sorpresa desagradable, ellos o sus familias

Todo de lo que debes saber